Se agregó correctamente a la Bolsa de compras
Producto

Cómo evitar la piel seca esta temporada

 

Con las bajas temperaturas, tu piel sufre y está seca, apagada y más sensible. Te damos algunas soluciones para minimizar los efectos del invierno y lograr que tu piel, además de radiante, esté sana y protegida.

El efecto del frío sobre la piel es múltiple: contrae los vasos capilares. Además, la epidermis no se renueva tan rápido y se acumulan las células muertas. El resultado es una piel apagada, tirante y más sensible.

Te recomendamos siete claves para evitar la piel seca durante otoño e invierno:

  1. Hidrata tu piel a diario y varias veces al día, sobre todo si padeces trastornos como dermatitis atópica o psoriasis.

  2. Los cambios bruscos de temperatura aumentan el riesgo de capilares dilatados o arañas vasculares. Esto ocurre al pasar del frío de la calle al calor de la calefacción de un espacio interior.

  3. En invierno es preferible tomar una ducha caliente, pero el agua a altas temperaturas reseca mucho la piel.

  4. No uses jabones muy espumosos para lavar la cara y el cuerpo. Elige jabones sin sulfato y con activos suavizantes.

  5. El agua fría reseca la piel de las manos. Si tienes que hacerlo de forma repetida, aplica cada vez que acabes una crema de manos.

  6. Aumenta el consumo de vitamina C y antioxidantes (en frutas y verduras frescas) y bebe entre 1,5 y 2 litros de agua al día.

  7. Por la mañana, aplica una crema de textura más rica y que incluya activos hidratantes como glicerina, hialurónico y reparadores de la barrera cutánea como aceites vegetales y ceramidas.

Con estas simples claves podrás mantener tu piel hidratada, sin sequedad durante la temporada de otoño-invierno.